Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Share

Por: Andrés Gómez

Wayne Smith en el homenaje. Foto: Carlos Rafael Diéguez/ Facebook. Clic en la imagen para ampliar.

Magnífico es la palabra que mejor describe el acto celebrado en Miami el pasado domingo 1 de febrero para festejar la libertad de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, tres de los Cinco que el gobierno estadounidense arbitrariamente mantenía en prisión, como también el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos.

A salón lleno, y el salón es amplio, se efectuó el acto. Más de 150 personas estuvieron presentes. Éste fue coauspiciado por un conjunto de 11 organizaciones de cubanas y cubanos residentes en Miami. En orden alfabético éstas son: Alianza Martiana, Brigada Antonio Maceo, Cuba Puentes, Cuban Americans for Engagement (Cafe), Fundación para la Normalización de las Relaciones entre Estados Unidos y Cuba (ForNorm), Generación Cambio Cubano, La Tarde se Mueve, Liga de Defensa Cubano Americana, Progreso Semanal, Radio Miami y Solidaridad Judía. Esto es en sí un hecho histórico.

El acto sirvió también para reafirmar el compromiso de las membresías de estas organizaciones por lograr la plena normalización de las relaciones entre ambos países lo que requerirá acrecentar sus esfuerzos por obtener el pronto levantamiento del Bloqueo económico, comercial y financiero, codificado en la Ley Helms Burton de 1996, impuesto por Estados Unidos en contra de Cuba y calificado como violatorio de la Carta de las Naciones Unidas y del derecho internacional según mantienen las múltiples, continuas y casi unánimes resoluciones de la Asamblea General de la ONU. Y como también pidiera el presidente Barack Obama el pasado mes de enero a una sesión conjunta del Congreso en su discurso del Estado de la Unión.

El júbilo permeaba el ambiente. Júbilo producto de estar en la patria los Cinco salvos, sanos y cuerdos junto a sus íntimos seres queridos y al resto del pueblo de Cuba; como también es producto del histórico triunfo de la Nación cubana frente a las terribles pretensiones de los gobiernos de Estados Unidos por destruir su vida, su soberanía y sus libertades. Todos estamos conscientes de que se vive un momento histórico fundamental en las relaciones entre ambos países. Como que también ahora se avecinan tiempos de nuevas luchas para las cuales todos estamos mejores preparados.

Hizo uso de la palabra el profesor y diplomático Wayne Smith quien fue invitado de honor para así reconocerle su meritoria e infatigable labor que por décadas ha realizado por obtener la plena normalización de las relaciones entre ambos países.

También hizo uso de la palabra Gloria La Riva, coordinadora del Comité Nacional de Estados Unidos por la Liberación de los Cinco, quien también fuera invitada de honor. Desde el verano de 2001, inicio de la campaña nacional y mundial para obtener la liberación de los Cinco, Gloria logró articular la encomiable y esencial labor desempeñada por este Comité por más de trece largos años.

Para mayor alegría de todos los presentes Gerardo Hernández, padre orgulloso recién estrenado como tal, y uno de los Cinco, habló vía telefónica desde La Habana. Era evidente la emoción y alegría de Gerardo. Agradeció a todos en Miami y el resto del mundo el trabajo solidario a favor de la libertad de él y sus cuatro hermanos.

También para alegría de todos habló al acto vía telefónica desde La Habana, Ricardo Alarcón de Quesada, quien fuera por 20 años presidente de la Asamblea Nacional cubana y quien tuvo una responsabilidad central en las campañas por obtener la libertad de nuestros Cinco hermanos.

Fueron oradores en el acto, representando a sus respectivas organizaciones: Jorge de Armas, Hugo Cancio, Max Lesnik, Álvaro Fernández, y Lorenzo Gonzalo. Maestros de ceremonias fueron Elena Freyre, presidenta de ForNorm y Andrés Gómez, coordinador nacional de la Brigada Antonio Maceo. Por motivos de salud no pudieron estar presentes Silvia Wilhem, presidenta de Cuba Puentes, quien envió sus palabras por escrito que fueron leídas por Elena Freyre; Xiomara Almaguer, presidenta de la Liga de Defensa Cubano Americana por quien habló Lorenzo Gonzalo; y Eddie Levi, presidente de Solidaridad Judía. También hizo uso de la palabra el representante del núcleo en Miami del Partido Socialista de los Trabajadores (SWP).

No pudo haberse realizado en Miami mejor acto para cerrar con broche de oro el fin de una etapa de luchas y el comienzo de otra.

Share